Áreas Protegidas

La Amazonía peruana está llena de diversidad biológica y cultural, y las áreas naturales protegidas deben respetar la vida a su alrededor a partir de una gestión pública eficiente de los recursos naturales y desde un enfoque de manejo adaptativo. Así, pueden cumplir con su objetivo de conservar una muestra representativa de la diversidad biológica del país y conservar el patrimonio natural de todos sus habitantes.

En WCS creemos que el manejo adaptativo hace posible la gestión efectiva de las áreas protegidas y que el uso sostenible de los recursos naturales es una herramienta que favorece su conservación. Por ello, también apoyamos la gestión participativa, con responsabilidades compartidas entre las poblaciones locales y el Estado, ya que consideramos importante que los diferentes actores de las áreas naturales protegidas trabajen de manera conjunta, organizada y con objetivos comunes.
Apoyamos las áreas naturales protegidas en diferentes escalas, desde el nivel de áreas individuales, como el Parque Nacional Bahuaja Sonene en el paisaje Madidi-Tambopata y la Reserva Nacional Matsés en el Yavarí-Samiria, hasta el nivel nacional, a través del apoyo al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE). Nuestro apoyo a las áreas naturales protegidas se basa en los siguientes pilares:

-       Monitoreo y manejo adaptativo

-       Investigación

-       Concientización del público


Foto superior: Walter H. Wust