Guacamayo Escarlata

El guacamayo escarlata (Ara macao) es uno de los símbolos de la Amazonía peruana. Sus colores brillantes han cautivado a personas de todo el mundo con bellas imágenes de ellos alimentándose en las collpas (depósitos de arcilla). Los guacamayos, además de impresionantes, son importantes componentes para la vida en el bosque, ya que dispersan semillas y ayudan a la regeneración de árboles. Están estrechamente relacionados al aguaje (Mauritia flexuosa), palmera que les sirve como lugar de anidamiento.


El guacamayo escarlata no se considera vulnerable o en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, dado su amplio rango de distribución desde el norte de Centroamérica hasta el sur de la Amazonía. Sin embargo, el guacamayo bandera (Ara macao cyanoptera), subespecie restringida a Centroamérica, sí se considera en peligro ya que sus poblaciones están declinando rápidamente. Al ser una especie carismática, los  guacamayos en general se encuentran amenazados por el tráfico ilegal de fauna silvestre y es una de las especies prohibidas para el comercio por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres - CITES.


Hemos apoyado investigaciones sobre guacamayos en el Manu y Tambopata en los 80s y 90s, convirtiéndonos en una de las instituciones con más experiencia sobre estas aves. Desde aquella época impulsamos el Proyecto Guacamayo de Tambopata, que actualmente está manejado por el Dr. Donald Brightsmith de la Universidad de Texas A&M. En la actualidad apoyamos la conservación del guacamayo escarlata en el Perú a través del fortalecimiento de las instituciones a cargo del control y vigilancia del tráfico ilegal de fauna silvestre (la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre) y de las áreas protegidas (el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado).


10 datos sobre el guacamayo escarlata:

  1. Hay varias teorías de por qué el guacamayo come arcilla. Una de ellas es que necesitan el sodio u otros minerales de la tierra. También se piensa que les gusta socializar en este sitio, como si se tratara de un lugar de reuniones.
  2. Uno de sus competidores más fuertes en el uso de árboles como nido es la abeja africanizada.
  3. Para algunos investigadores su presencia sirve como indicador de la calidad de un bosque, ya que necesita ciertas especies de árboles característicos del bosque primario para anidar.
  4. Aunque una pareja ponga entre 1 y 4 huevos por año, raramente llegan a sobrevivir más de dos crías. Además, las crías nacen en diferentes momentos, lo cual significa que la cría mayor tiene ventaja sobre la cría menor.
  5. Son monógamos, normalmente tienen solo una pareja.
  6. Censos muestran que cada año, menos del 20% de la población se reproduce, lo cual significa que es una especie muy vulnerable a las amenazas.
  7. En algunas ocasiones se hibridiza con otras especies de guacamayos creando morfologías raras como plumajes fosforescentes.
  8. Su pico es ganchudo y muy fuerte, lo cual le permite alimentarse de semillas, excavar y defenderse de los depredadores.
  9. Cuando está estresado se arranca las plumas.
  10. Todos los guacamayos son zurdos. Utilizan la pata izquierda para manipular la comida mientras se sujeta con la derecha



Foto superior: Walter H. Wust