Noticias

09

Un trabajo de investigación liderado por SERNANP y WCS pone en evidencia la presencia del oso andino en más del 95% del Santuario Histórico. 

El monitoreo de oso andino en el Santuario Histórico de Machupicchu ha permitido establecer el estado de la población dentro del santuario. Es así que después de más de un año de trabajo se puedo demostrar la presencia del oso en más de 95% del área. Además se estableció su importancia y relación con otras áreas protegidas y áreas silvestres, y la planificación de actividades de manejo que permitan la conservación de la especie a largo plazo. El monitoreo realizado será la línea base para evaluar el estado futuro y el éxito de las acciones de manejo desarrolladas.

Foto: Sernanp 

El monitoreo de oso andino en el Santuario Histórico de Machupicchu se realizó en tres etapas: Aprestamiento, Trabajo de Campo y Análisis de la Información.

La primera tuvo como objetivo preparar al personal, los materiales e insumos necesarios para llevar a cabo el monitoreo en Machupicchu y  Choquequirao; el segundo sirvió para el levantamiento de la información y se desarrolló principalmente desde agosto de 2014 hasta septiembre de 2015. En él se muestreó un área aproximada de 368 km2, con un diseño donde se tomó información dentro de 89 áreas o “sub-cuadrantes” de 1Km2 ubicadas dentro de 23 áreas mayores o “cuadrantes” de 16 km2. Dentro de cada sub-cuadrante se recorrieron tres transectos de 600 metros cada uno, totalizando 165,6 km muestreados. 


Foto: Diego Pérez

Para la última etapa, la del análisis de los datos, se realizó un taller práctico en septiembre de 2015. En dicho análisis se identificó que el modelo de ocupación a escala 16Km2, dio como resultado una presencia del oso en más de 95% del área. Este resultado contrasta con estudios anteriores en donde se señala que el hábitat de la población del oso andino se restringía a las áreas al noroeste del santuario, ocupando menos del 30% del área protegida.

El monitoreo permitió también determinar que grandes extensiones de pajonal por sobre los 3400 metros son usados por la población de osos de Machupicchu conectándose con otras áreas protegidas, siendo parte de un paisaje mucho más amplio con muchas más probabilidades de conservar una población de osos andinos a largo plazo.

 Acciones de conservación

Para mantener o mejorar el estado de conservación del oso andino en el SHM las actividades de manejo se deben enfocar en disminuir la presencia ilegal de ganado y mejorar el manejo donde su presencia es legal mediante estrategias de control y vigilancia, mejoramiento de relaciones interinstitucionales y comunitarias; generación de planes y acuerdos de uso y zonificación, y generación de información socioeconómica y de viabilidad financiera para apoyar cambios en las actividades económicas.

Un resultado transversal a todo el proceso fue la capacitación de 37 personas incluyendo a funcionarios del SERNANP, SERFOR, Áreas de Conservación Regional, y ONG. Como resultado 11 funcionarios de Machupicchu están certificados como capacitadores en el monitoreo de la ocupación del oso andino. Estos ya han iniciado su apoyo a otras áreas, participando en el monitoreo del oso andino en el PN del Manu.

 

Foto: Diego Pérez

Actions: E-mail | Permalink |

JUNTOS POR LA VIDA SILVESTRE