Noticias

14
  • Después de varias semanas de trabajo de inteligencia, seis instituciones se sumaron para hacer un importante decomiso en la localidad de Puerto Alegría en el departamento de Loreto. 

Un equipo integrado por personal de la Dirección de Medio Ambiente de la Policía Nacional (DIRMEAMB PNP), apoyados por efectivos de la Región Policial Loreto (REGPOL LORETO), la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA), representantes del Centro de Rescate Amazónico (CREA) Loreto, la Dirección Regional de la Producción (DIREPRO) en Loreto, y la Gerencia Regional Forestal y de Fauna Silvestre Loreto (GERFOR) pusieron en marcha ayer 13 de diciembre la ejecución del plan “Taricaya 2018” que tenía como objetivo rescatar animales silvestres mantenidos ilegalmente. 

 


Durante poco más de cinco horas las autoridades recorrieron la localidad de Puerto Alegría, ubicada en el distrito de Yavarí, provincia de Ramón Castilla, en Loreto. En esta localidad se decomisaron diecisiete animales correspondientes a diez especies de fauna silvestre como pihuicho, guacamayo, loro, tucán, mono, oso perezoso, anaconda, puerco espín, manatí y tigrillo.

 

Para el Coronel Ricardo Trujillo, director de la Dirección de Medio Ambiente de la Policía Nacional del Perú, una de las principales razones por las que los animales silvestres estaban en cautiverio era para complacer la demanda de turistas que buscan establecimientos que cuenten con especies silvestres como parte de las atracciones. 

 



Según Dustin Silva, representante del Gobierno Regional de Loreto, el trabajo de investigación fue un proceso minucioso, en el que intervinieron personas infiltradas durante varias semanas que se acercaron a Puerto Alegría para identificar dónde se encontraban los animales silvestres y quiénes eran los responsables. “Esta actividad se vende como parte de un turismo vivencial. Los animales han sido trasladados a la ciudad de Iquitos para estar en distintos centros de rescate, pero por su nivel de domesticación va a ser casi imposible que puedan regresar a su hábitat natural”, comenta. 

 

El Coronel también informó que este es un trabajo de investigación que ha tomado varias semanas organizar y que pudo ser posible gracias a la coordinación con las distintas instituciones. “Tuvimos el apoyo de la Fuerza Aérea del Perú que nos proporcionó dos avionetas para poder trasladar a las especies decomisadas a la ciudad de Iquitos para su evaluación y cuidado”, agregó Trujillo.

 



Este decomiso ha marcado un precedente en la localidad de Puerto Alegría y las comunidades cercanas que se dedican a la exposición de animales silvestres como parte de sus actividades turísticas. Las autoridades ya han enviado las recomendaciones necesarias para buscar alternativas que no involucren un delito. Cabe resaltar que comprar o vender animales silvestres de origen ilegal  está prohibido por la legislación nacional según la Ley 29763. 

 

Encuentra más información sobre el tráfico ilegal en el Perú en la campaña “Si compras, eres cómplice” y ayúdanos a reducir este delito.



Actions: E-mail | Permalink |

JUNTOS POR LA VIDA SILVESTRE